CÓMO SUPERAR LA CRISIS DE PAREJA - Sincronía Esencial - Método COM

¿Estás en una relación de pareja y a menudo te preguntas por qué estáis cada vez peor? Está claro, estáis en una crisis aunque estés negándolo.

El primer síntoma de qué algo no funciona en la relación es cuando te empiezas a sentir incómoda, malhumorada o triste. Empiezas a criticar al otro, a verle todos los defectos. Todo eso que antes te parecía maravilloso ha desaparecido como por arte de magia. Queda en el recuerdo y entras en situación de nostalgia. Vives más en el pasado que en el presente y quieres que vuelvan todas esas maravillosas sensaciones. Y cuando ves lo que te pasa en el día a día te ves tan alejada de eso que te hacía sentir bien, que entras en rabia y rencor hacia el otro. Eso te aleja de los sentimientos de amor incondicional hacia tu pareja y la voz interna se vuelve un juez duro y criticón. En este momento puedes, inconscientemente, empezar a querer superar esas sensaciones quedándote en lo que fue, sin ver lo que hay; o de otra forma, salir de dónde te encuentras buscando eso que anhelas  fuera de la relación. Puedes llegar a ser infiel a tu pareja o a llenarte de actividades que no te dejen ver lo que pasa dentro de la relación. Huyes.

Todos estos comportamientos son humanos y comprensibles como mecanismos de defensa al dolor. Así se lo explico a mi paciente Juliana. Si te encuentras en una de estas situaciones y te sientes identificad@ con lo que te explico, es hora de mirar hacia adentro. Revisar y decidir cómo mejorar tu relación de pareja o plantearte seriamente si estar en esta relación te hace daño o no es evolutivo para ti.

Se trata de utilizar la crisis para avanzar y fortalecer la relación, y eso sería lo contrario de huir a través de la nostalgia o de la infidelidad. Para ello, lo primero es darse cuenta de cuál es el problema principal que se está poniendo delante. Dicho de otra forma, en qué crisis estáis. Las razones por las que se entra en crisis en la pareja pueden ser múltiples, pero todas, me atrevería a afirmar, tienen en común que se tratan de una necesidad de revisión del desafío que en verdad ya tuvisteis desde el principio de la relación aunque no lo vierais porqué estabais en la nube del enamoramiento.

El enamoramiento es el pegamento que os une. La crisis es el desafío que os separa.

Trabajar las crisis ayuda a crecer y transformarse, no sólo como pareja, sino a nivel personal.

La pareja es la escuela más intensa y acelerada para trabajar la evolución de nosotros mismos como personas.

Así, pues, entendiendo que la crisis es una oportunidad de revisión para poder cambiar hacia una relación más sana y completa, los pasos a seguir para superarla, siguiendo mi método terapéutico, el Método COM, serían los siguientes: 

Llave 1: EL PAISAJE DE MALESTAR Analiza tu crisis. Se trata de etiquetar tu malestar, definir bien qué es eso que te está doliendo de la situación. Poner significado a la crisis es entender qué está en juego. Lo que siento que el otro me hace y me está doliendo es lo que yo tengo que superar en mi interior. Por ejemplo: mi pareja no me respeta al hablarme (debo revisar por qué no me respeto); mi pareja me ha sido infiel (qué parte de mi no atiendo o traiciono); casi ya no nos comunicamos (en qué medida me escucho y comunico con mi interior), etc

 

Llave 2: LA CONEXIÓN Detecta tu herida. Mira hacia adentro y date cuenta de qué es lo que a ti te hace daño de la situación. No se trata de estar en rol de víctima y mirando lo que el otro no nos da o nos hace, sino de cómo toda esa situación me hace sentir a mí. Así contacto con mi herida y comprendo qué es eso que debo trabajarme en mí y liberar para poder estar diferente en la relación. Esa es la parte de mi responsabilidad. Yo no puedo hacer nada para cambiar al otro, sólo puedo cambiar yo. Este movimiento interno provoca que el otro se tenga que mover de su posición. Por ejemplo: ¿respeto mis necesidades cuando estoy en relación de pareja? ¿Soy fiel a mi misma o me someto para complacer al otro y sentirme así querida? ¿Soy coherente entre lo que digo y hago en mi relación? ¿Comparto mi mundo emocional o simplemente comparto un espacio común?

 

Llave 3: LA ORIENTACIÓN   Alinea la Flecha de la Intención. Es decir, entra en una coherencia interna para que, después de responsabilizarte de tu parte, empieces a pensar, sentir y hacer de una nueva manera que te lleve a desbloquear la situación y crear una nueva relación más sana. Por ejemplo: Sé poner límites con amor (pensamiento), me respeto a mi misma (sentimiento), le digo que “no” cuando es algo que me hace sentir mal (hecho).

 

Llave 4: LA MANIFESTACIÓN Crea la nueva realidad. Enséñale  a tu mente que la situación está mejorando. Gracias a tu trabajo interior puedes ahora ya empezar a comportarte y sentirte diferente ante el otro. Se trata ahora de que juntos encontréis nuevas maneras de comunicaros y superar esa herida que hizo alejaros el uno del otro. Por ejemplo: Vamos a encontrar espacios de calidad para hablarnos mirándonos a los ojos y saber cada uno como está en su interior; cuando estamos enfadados, en vez de chillarnos, nos damos un espacio de tiempo en silencio hasta que cada uno haya gestionado su rabia, etc.

Llave 5: EL PAISAJE DE BIENESTARArmonía y paz. Si vuelves a sentirte así, significa que el paisaje de crisis ha desaparecido y ya estás en el paisaje de bienestar. El bienestar nos acerca a sentimientos de amor, comprensión, respeto, etc. Poder vivir en la relación de forma tranquila es permitirnos disfrutar de nuestra relación de pareja sintiéndonos acompañados y que el otro nos ayuda a expandirnos. Nos suma. En el espejo del otro reconocemos nuestro potencial como personas y a la vez ayudamos al otro porqué vibramos en nuestra versión más sana. Estamos en nuestro amor propio y desde allí compartimos el amor con el otro. Esto nos hace más ricos. Por ejemplo: cuido de mí, cuido del otro; soy amable conmigo, soy amable con el otro; me escucho, escucho al otro; soy fiel a mí mismo, soy fiel al otro, etc.

Muchas personas no salen de su crisis de pareja porqué se quedan encalladas en sus viejos paradigmas. Entran en una idea de lo que el otro es y entran en una situación destinada a ser un fracaso porqué no se da una oportunidad real a poder cambiar y crecer. Todos tenemos el derecho de transformarnos y permitir que esa situación que vivimos sea una oportunidad para ello.

Aprendemos de nuestras heridas.

Tratar la situación con mucho amor, respeto y comunicación, será la base para poder hacer el trabajo individual y de pareja necesario para salir de la crisis con éxito. Y salir con éxito no significa siempre que la pareja continuará. A veces lo evolutivo es acabar la relación con reconocimiento mutuo por el camino hecho y todos los regalos que la relación ha dado.

Soy Mercè Ortín, psicóloga y psicoterapeuta esencial. Si necesitas ayuda para salir de tu crisis de pareja no dudes en contactar conmigo y pedir cita para la ayuda individual. También encontrarás recursos en mi canal de youtube y en la página de recursos de mi web www.sincroniaesencial.com

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!