Desafíos de vida - Sincronía Esencial - Método COM

Todos nos sentimos inmersos en un mar de pruebas

Te preguntarás que tienen que ver los chakras con los desafíos de vida. Conocer la información que a continuación te doy te va a ayudar a saber por qué atraes según qué circunstancias y personas en tu vida y cuáles son los retos que se te presentan para trascenderlos.

Los chakras son los centros energéticos que metabolizan la información energética que viene del campo externo hacia nuestro cuerpo biológico y a la inversa. En nuestro mundo material de tercera dimensión todo lo que co-creamos es una expresión de la información que vibramos internamente en forma de pensamientos y sentimientos los cuales atraen una realidad concreta. Esta información que se traduce en ondas de energía vibrando a una densidad concreta es traducida y metabolizada por nuestros siete principales centros energéticos, los chakras.

Hay siete chakras principales y su vibración se traduce en un color y un sonido concreto.

Cada chakra está especializado en captar un tipo de información genérica que hay en el campo sobre el que nos movemos. Cada idea genérica representa un tema básico que podemos experienciar en nuestra vida cotidiana. Estas experiencias serán nuestros desafíos de vida. Si los relacionamos con la información que gestiona cada chakra, los retos se pueden clasificar de la siguiente manera:

  1. CHAKRA RAÍZ O MULADHARA: El primer chakra se relaciona con enseñanzas relativas al mundo material.
  2. CHAKRA SACRO O SVADHISTHANA: El segundo chakra se relaciona con enseñanzas relativas a la sexualidad, el trabajo y el deseo físico.
  3. CHAKRA PLEXO SOLAR O MANIPURA: El tercer chakra se relaciona con enseñanzas relativas al ego, la personalidad y la estima propia.
  4. CHAKRA CORAZÓN O ANAHATA: El cuarto chakra se relaciona con enseñanzas relativas al amor puro, al perdón y a la compasión.
  5. CHAKRA GARGANTA O VISHUDDHA: El quinto chakra se relaciona con enseñanzas relativas a la voluntad y a la autoexpresión.
  6. CHAKRA ENTRECEJO O AJNA: El sexto chakra se relaciona con enseñanzas relativas a la mente, la intuición, la percepción profunda y la sabiduría.
  7. CHAKRA CORONA O SAHASRARA: El séptimo chakra se relaciona con enseñanzas relativas a la espiritualidad.

Cada persona en su vida tiene tendencia a bloquearse o generar dificultades en alguno de estos retos de vida. Esto provoca un desequilibrio en ese chakra en concreto. Trabajar los aspectos relacionados con el desafío puede ayudar a equilibrarlo y a su vez ir aprendiendo a evolucionar espiritualmente. Así, por ejemplo, una persona puede tener tendencia a la baja autoestima e, inconscientemente, atraer circunstancias o personas que la retan para que mejore su estima propia. En este caso podría ocurrir que la persona atrae una pareja que en cierta medida la manipula o la maltrata. Su reto sería poder amarse más a sí misma para poner el límite adecuado hacia el otro, pudiendo establecer una relación más igualitaria basada en el respeto mutuo o dejando ir la relación.

Cabe recordar que también es importante cuidar el propio campo electromagnético o aura para que los chakras funcionen de forma correcta y sana. En una persona, cuando el funcionamiento de los chakras es equilibrado, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal. Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo y estas energías no se procesan. En este caso el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que le llegan.

Existen, aparte de ejercicios para la mejora y equilibrio energético  así como técnicas terapéuticas como el Reiki.

Si quieres aprender más sobre tu cuerpo sutil o aura tienes a tu disposición otros artículos que encontrarás en mi blog.

¿Te ha gustado?

¡Comparte esta publicación con tus amigos!